Nosotros

Academia de Vida es un emprendimiento social que busca reducir la posibilidad de que los jóvenes entre 12 y 18 años piensen en suicidarse. Uno de los desafíos para lograr el tercer Objetivo de Desarrollo Sostenible es transformar las tasas de suicidio, y podemos hacerlo a través de la educación de habilidades psicosociales que se orientan a estudiantes en sus colegios semanalmente como parte de la jornada escolar. Academia de Vida pasa a ser una materia con la misma importancia que matemáticas o ciencias, brindando a los estudiantes un espacio de diálogo, creación y desahogo. Durante los talleres también nos centramos en identificar a los jóvenes en riesgo emocional, social o de salud para comenzar la debida ruta de prevención que la mayoría de veces no se aplica porque no se identifican los casos a tiempo. La metodología Academia de Vida reúne metodologías propias y metodologías de la Universidad de Columbia de Nueva York, que ha sido una aliada en el proceso de abordaje e impacto de la población.

Nuestras herramientas para reducir las tasas de suicidio están vinculadas a la prevención a través de:

  • Talleres de “Autoconocimiento” para fortalecer sus habilidades blandas como comunicación, resiliencia, tiempo libre, cuidado de la salud mental, expresión corporal y herramientas para manejar sus emociones.
  • Talleres de “Liderazgo en acción” donde los estudiantes ya han visto todos los talleres de la fase I: “Autoconocimiento” y pueden poner sus herramientas personales al servicio de la comunidad con proyectos que ellos mismos crean para impactar a sus pares. Esto genera un sentido de vida relacionado con sentirse útil, elevando el autoestima y capacidad de trabajar en equipo.
  • Red de mentores
  • Respuesta inmediata de los profesionales de Academia de Vida cuando ven algún comportamiento de riesgo para iniciar ruta de prevención.
  • Talleres para padres y maestros para darles herramientas para cuidar a sus hijos y estudiantes, también para enseñarles cómo pueden identificar comportamientos de riesgo y comunicarlo. Actuamos como un equipo.
  • Líneas donde los estudiantes, padres de familia o docentes pueden comunicarse si se sienten desesperados o si tienen pensamientos suicidas.